En este post queremos contaros cuál será nuestra ruta por Escocia en 15 días, que haremos el próximo Junio.
Tras la breve escapada que hicimos a Edimburgo en 3 días el pasado año, nos quedamos completamente enamorados de la ciudad y teníamos seguro que era un sitio al que queríamos volver muy pronto. Y así fue, a finales de año ya nos pusimos a mirar vuelos y el resto… es historia. 😉 Hicimos nuestro mapa, organizamos la ruta, escogimos nuestros hoteles con la ayuda de nuestros queridísimos chicos de “Viajes Callejeando por el Mundo”, y empezamos a mirar con detalle los lugares que queríamos ver. Teníamos claro que queríamos ir en plan tranquilo -ya no estamos para meternos esas palizas de coche que antes hacíamos-, ver las cosas con calma y no agobiarnos con querer verlo todo.

Debido a esto, hay algún que otro “sacrificio” que hemos tenido que hacer. Por ejemplo, no vamos a ir al a Isla de Skye. ¿El motivo? Porque como sabemos que volveremos en algún momento, hemos decidido dejarla para otra ocasión y juntarla con la visita al resto de Islas Hébridas Interiores y Exteriores.
Otro de los grandes sacrificados, muy a mi pesar, será el Castillo de Eilean Donan. Sí, sé que es un total sacrilegio. Sorry! Pero no encajaba todo lo bien que nos hubiese gustado y hemos decidido dejarlo como pendiente. Así, siempre tendremos la mayor de las excusas para volver.

Pues nada, allá vamos entonces con la ruta. A ver qué os parece:

  • – Día 1: Llegamos a Edimburgo desde Madrid, desde donde volaremos con Easyjet. Allí tenemos alquilado un coche y, nada más llegar, nos trasladaremos a nuestra primera base: Stirling. Calculamos que no tendremos mucho tiempo esa tarde porque entre los trámites de entrada al país, recoger la maleta, el coche y demás… Pero bueno, si tenemos tiempo, haremos nuestra primera exploración por la ciudad que en su día fue capital del Reino Escocés.
  • – Día 2: Dedicaremos buena parte del día a ver Stirling. La visita, digamos, más importante es la del Castillo; y es que además de ser uno de los más espectaculares de Escocia, también tiene gran importancia histórica puesto que en él fueron coronados varios reyes, entre ellos, María Estuardo.

(imagen cedida por LovelyScotland)

La idea para ese día, también es visitar la pequeña localidad de Culross, uno de los muchos sitios donde se rodó parte de la serie “Outlander”, de la que yo soy muy fan.  Esperemos que nos de tiempo, porque llevamos anotado un restaurante recomendadísimo al que queremos ir a cenar, ‘The Red Lion’.

  • – Día 3: Seguimos teniendo Stirling como base y haremos una ruta por distintos lugares no muy alejados unos de otros. La primera parada será el Palacio de Linlithgow, lugar de nacimiento de María Estuardo (ya conocéis nuestro interés por la Historia…). En el pueblo, también visitaremos otros sitios chulos como la Iglesia de St. Michael o Kirkgate, la plaza central de la localidad.
    A continuación, dos lugares a los que yo tengo una enorme gana de ir: el primero es Midhope Castle, conocido como el famoso Lallybroch de “Outlander”. Después, en nuestra ruta está Blackness Castle, una fortificación que a lo largo de los siglos fue residencia real, guarnición militar, prisión… Este es otro de los lugares de rodaje de la serie escocesa más famosa a día de hoy.

(imagen cedida por MásEdimburgo)

(imagen cedida por LovelyScotland)

(imagen cedida por LovelyScotland)

  • – Día 4: Abandonaremos Stirling para dirigirnos a nuestra siguiente base: Fort William. Aunque haremos varias paradas por el camino. La primera de ellas será otro castillo: Doune Castle, uno de los mejor conservados de Escocia. Este lugar ha sido usado para rodar muchas series de televisión y películas; entre ellas “Outlander”, “Juego de Tronos” o, más recientemente, “Outlaw King”, un biopic sobre la vida del rey Robert the Bruce, muy querido en el país.

(imagen cedida por LovelyScotland)

A unos kilómetros del castillo pararemos en la localidad de Callander. Cerca de allí, en la aldea de Kilmahog, haremos una breve parada para saludar a unas de las mayores protagonistas de Escocia: las heilan’coos. ¿Que no sabéis lo que son? Sí,   hombre, mirad esta foto… 😉


¿Verdad que son una monada? Esperamos verlas libres por algún sitio pero, por si acaso, pararemos en este lugar que sabemos fijo que podremos hacerlo.
Una vez nos pongamos de nuevo en marcha, entraremos ya de lleno al Parque Nacional de los Trossachs donde, entre otras cosas, en Balquhidder buscaremos la tumba de otro personaje escocés muy conocido: Rob Roy. A partir de aquí, la naturaleza ya formará parte de nuestra ruta. ¡Paisajes espectaculares nos esperan!

  • – Día 5: Si antes decíamos que íbamos a comenzar a disfrutar ya de la naturaleza y los paisajes de Escocia, este día será uno de los platos fuertes. Nos iremos a recorrer el Valle de Glencoe. Se trata de un valle de origen volcánico, modelado por procesos glaciares, lo que hace que su orografía sea espectacular. No en vano, está considerado uno de los paisajes más bellos de las Highlands.
    Nosotros entraremos en el valle por el lado oeste, viniendo de Fort William. Seguramente nuestra primera parada será en el Visitor Center, un lugar útil donde podremos hacernos con información de rutas y senderos. Aunque ya llevamos bastante claro nuestras prioridades: el Loch Achtriochtan, las Three Sisters -o Tres Hermanas-, que son las “guardianas” del valle, la preciosa cascada llamada Meeting of the Three Waters -llamada así porque recoge sus aguas de 3 fuentes-, o el Buachaille Etive Mòr, que es el munro más conocido de las Tierras Altas. Eso, entre otras muchas cosas que seguramente irán surgiendo en el camino.

(imagen cedida por LovelyScotland)

(imagen cedida por MásEdimburgo)

Si nos diese tiempo y no echásemos todo el día en el Valle -cosa probable- la idea es hacer una ruta circular para, antes de volver al hotel, hacer otras dos visitas interesantes. La primera sería Kilchurn Castle, donde se pueden ver las barracas más antiguas que se conservan en toda Escocia. Cerca de allí está St. Conan’s Kirk, una iglesia construida en el más ecléctico de los estilos, con un reloj de sol, un círculo de piedras, vidrieras, gárgolas… Se dice además que aquí, bajo una capilla dedicada a Robert The Bruce, en un pequeño cubículo, descansa uno de los huesos de este querido Rey de Escocia.

  • -Día 6: Y con este llega uno de los días más esperados por mí (Lidia): ¡voy a ver el Hogwarts Express! 😉
    Como los potterheads ya sabéis -y para el resto os lo cuento yo- este tren que aparece en las pelis de Harry Potter como el que lleva a los estudiantes a Hogwarts, es el llamado tren jacobita, que pasa por el Viaducto de Glenfinnan. Así que ahí nos vamos, a uno de los mejores miradores desde donde se puede ver pasar este tren a vapor. Llevamos los horarios bien anotados para ir con el tiempo suficiente para buscar una buena ubicación y poder disfrutarlo bien.

(imagen cedida por MásEdimburgo)

En Glenfinnan también aprovecharemos para hacer alguna ruta y ver el Glenfinnan Monument, una torre de 18 metros que se levantó en 1815 en honor a quienes lucharon y murieron por la causa jacobita, que pretendía devolver el trono de Escocia a Carlos Eduardo Estuardo.

                                                                                         (foto cedida por MásEdimburgo)

  • -Día 7: De nuevo nos trasladamos a otro hotel, esta vez a Inverness, conocida como la capital de las Tierras Altas. Como siempre, por el camino tenemos varias paradas previstas y en esta ocasión visitaremos, yo creo, el lugar más conocido de toda Escocia: el Lago Ness. El primer punto del día será Fort Augustus, lugar habitual en una ruta por las Highlands para una primera visión del famoso lago.
    Subiendo hacia el norte, otro de los castillos que es un ‘must‘: el Castillo de Urquhart. Sus ruinas son el tercer monumento más visitado del país.

(foto cedida por LovelyScotland)

¿Qué creéis? ¿Tendremos la suerte de ver a Nessie? 😉

                                                                                       (foto cedida por MásEdimburgo)

  • -Día 8: Hoy creemos que dedicaremos el día íntegro a la preciosa localidad de Inverness. Será un día tranquilo, disfrutando de la ciudad, sin prisas y sin perdernos algunos de sus lugares más emblemáticos. Por ejemplo, su Catedral, consagrada a San Andrés. O su Castillo, el cual, aunque no puede ser visitado, su Torre Norte se ha convertido en un observatorio desde donde se obtienen las mejores vistas de Inverness. O su famosa librería ‘Leaky’s Bookshop‘, recomendada en todos los blogs y donde, a buen seguro, haremos alguna que otra compra…

(foto cedida por MásEdimburgo)

(foto cedida por MásEdimburgo)

  • -Día 9: Nos trasladaremos hacia el sur, para dormir en el Parque Nacional de los Cairngorms, concretamente en la localidad de Kingussie.
    La primera parada es, históricamente, una maravilla. Se trata del Campo de Batalla de Culloden, escenario de la última batalla que acabó con los sueños de la causa jacobita de restaurar en el trono escocés a Carlos Eduardo Estuardo. En el campo se pueden visitar varias zonas: el Centro de Visitantes, el Páramo donde tuvo lugar la batalla, las Líneas de Batalla, o el Memorial Cairn, visible desde casi todos los lugares y un recordatorio de la barbarie que tuvo lugar aquí y que cambió radicalmente la Historia de Escocia.
    Muy cerca de allí, está Clava Cairns, un conjunto de 4000 años de antigüedad formado por tres enormes montañas rocosas, dispuestas en forma de anillo y rodeadas por círculos de piedras.
    Queremos también parar en una destilería de whisky. Aunque no somos muy fans de esta bebida, nos parece que puede ser una visita interesante. Además la que tenemos en mente, la Destilería de Tomatin, es la destilería escocesa que se encuentra a mayor altitud (315 metros sobre el nivel del mar).

(foto cedida por MásEdimburgo)

  • -Día 10: Seguiremos nuestro camino hacia el sur, para llegar a dormir en Falkland. Una de las paradas más chula que haremos será en Dunkeld, sobre todo por parar en  The Hermitage uno de los bosques más bonitos del país. La joya de la corona del bosque es Ossian’s Hall (La Sala de los Espejos), un mirador de lujo sobre una de las cascadas del Hermitage.

(foto cedida por LovelyScotland)

Como decíamos, el lugar donde tenemos nuestro hotel del hoy está muy cerca de la localidad de Falkland, que hace las veces de Inverness en “Outlander”. Hay varios lugares que aparecen en la serie e intentaremos explorarlos todos.

                                                                              (foto cedida por LovelyScotland)

  • -Día 11: En este día iremos a visitar la ciudad de Saint Andrews, un poco más grande de las que habríamos visto hasta entonces. Si por algo es conocida es por ser cuna del golf, por su Universidad y por su Catedral. El primero no nos interesa demasiado, así que no visitaremos nada que tenga que ver (aunque sí sabemos que hay muchos campos alrededor); pero sí que tenemos pensado visitar el resto. Además, queremos acercarnos a la playa de West Sands, donde se rodó el famoso inicio de la peli “Carros de Fuego”, con su mítica banda sonora. ¿Alguien no la conoce?

(foto cedida por LovelyScotland)

(foto cedida por MásEdimburgo)

Cuando dejemos Saint Andrews, haremos un recorrido por alguno de los pueblecitos de la costa como Crail o Pittenweem, para finalizar el día en el Faro de Elie.

                                                                                           (foto cedida por LovelyScotland)

  • -Día 12: Acercándonos ya al final del viaje, vamos a cumplir un sueño: ¡dormir en un castillo! ¿Qué tal será la experiencia? La verdad que el sitio pinta chulísimo. Ya os contaremos.
    Pero bueno antes, como es lógico, haremos unas pocas paradas que nos pillan de camino. La primera será en Dunfermline, sobre todo para ver su increíble Abadía. Aquí descansa el famoso Robert the Bruce, que tanto os he mencionado en el post; así que no dejaremos de visitar su tumba.
    Tras esta visita, nos iremos a Queensferry, tanto la localidad del norte (North Queensferry) como la del sur (South Queensferry). En alguna de las dos, dependiendo de la hora, tomaremos el almuerzo. Seguro que los que hayáis visto o leído algo sobre Escocia, no va a dejar de sonaros mucho el gran puente rojo que se ve impresionante desde ambas localidades: el Forth Bridge.

(foto cedida por LovelyScotland)

  • – Día 13: Será nuestro último día de ruta, devolveremos el coche en el aeropuerto y nos iremos ya a la capital. Pero antes, una breve parada en un lugar al que teníamos previsto ir en nuestro anterior viaje, Edimburgo en 3 días: la Capilla Rosslyn. Sí, esa que se hizo tan famosa porque sale en la peli “El Código da Vinci”. 😉
    Muy cerca de la capilla está el Roslin Glen Country Park, un bosque oscuro y frondoso, donde se pueden ver las ruinas de lo que en su día fue el Castillo.

De regreso a Edimburgo disfrutaremos de un final de día muy chulo gracias a los chicos de “Viajar por Escocia”, con los que haremos su tour de fantasmas. A partir de ahí, los 2 últimos días antes de regresar a casa, los pasaremos en esta ciudad que tanto nos gusta.

 

Bueno, pues esta será muy a grandes rasgos, nuestra ruta por Escocia de este año. ¿Qué os parece? Como veis, es más corta de otros viajes -que suelen durar 3 semanas-, pero este año queríamos dividir nuestras vacaciones para hacer algo más un poquito más adelante. Ya veremos…

Por cierto, no puedo finalizar este post sin agradecer enormemente a Ana, de “Lovely Scotland”, y Angie, de “Más Edimburgo”, que han sido tan amables de cedernos las fotos para poder ponerlas en él. ¡Mil gracias chicas! Sois un sol…