El tema del viaje por la Costa Oeste de USA fue algo que surgió un poco “por casualidad”. He de decir que yo soy de las que prepara las vacaciones con muchísima antelación –quizás demasiada -, pero este año no acertábamos a decidirnos por el destino… Incluso nos acercamos a FITUR, que nunca habíamos ido y a mí me apetecía mucho, para ver si “nos venía la inspiración”. Había tantos sitios que nos gustaban…
Pero, finalmente, allí en la feria hablamos con una chica que organizaba este tipo de viajes y poco a poco, nos fue picando el gusanillo… Teniendo en cuenta que San Francisco era una ciudad que nos llamaba muchísimo la atención y que a Las Vegas queríamos volver, puesto que ya habíamos estado pero por diversas circunstancias no pudimos “aprovechar” esta ciudad a tope…¡ya está! Viaje por la Costa Oeste de mis queridos USA. Y, claro, una vez que me puse a leer diarios de otros viajeros…ya no había marcha atrás. ¡Ese viaje era para nosotros! Eso sí: teníamos claro que no queríamos meternos muchos kilómetros en coche, así que pensamos más en disfrutar de las 3 ciudades y, “de camino”, aprovechar la naturaleza de Yosemite o Death Valley. Este año tampoco teníamos muchos días como en años anteriores, así que…

 

Voy a ver si puedo ir contándoos por orden todos los pasos que seguimos hasta tenerlo todo organizado:

VUELOS: Fue lo primero que tuvimos. Concretamente, en febrero. Después de mucho buscar por varios buscadores y webs de líneas aéreas, nos decidimos por Iberia por varios motivos: el primero, y quizás el más importante, fue que tenían vuelo directo Madrid-Los Ángeles, cosa muy cómoda para nosotros, puesto que a Sergio,  –debido a su nombre- siempre le paran en inmigración y no queríamos arriesgarnos a, en una escala demasiado corta, perder el vuelo de conexión. Y es que la última vez que fuimos a Nueva York estuvo como más de dos horas “entretenido” con los agentes de inmigración, así que os podéis imaginar.
Otro motivo es que desde Asturias, para ir a Madrid en avión, en ese momento sólo había la posibilidad de ir en Iberia así que….
Y bueno, el precio tampoco estaba tan mal, comparándolo con otras compañías.

HOTELES: Los primeros que buscamos, por consejo de otros viajeros, fueron los de Yosemite (en Mammoth Lakes y Mariposa); el primero es The Mammoth Creek Inn y en Mariposa, el Mariposa Lodge.
En Los Ángeles, cogimos un motel cuya valoración en TripAdvisor nos sorprendió muy gratamente cuando lo vimos: el “Jerry’s Motel”.
Algo que Sergio tenía hiper-claro es que quería repetir hotel en Las Vegas: el “Bellagio”. Es uno de los caprichinos que nos dimos en este viaje. Nos había gustado tantísimo cuando estuvimos la otra vez, que tampoco nos lo pensamos mucho.
Y, por último, el de San Francisco, quizás fue el que más trabajo nos costó. Alucinamos un poco con los precios porque, en comparación, nos parecieron bastante caros, pero encontramos una buena oferta para el “Orchard Hotel” y por ese nos decidimos.
Por supuesto, todos los hoteles tienen parking (bueno, el de San Francisco es público, pero tienen un acuerdo con el hotel) porque no queríamos arriesgarnos a tener que buscar aparcamiento cada vez que llegásemos. Sobre cada uno de los hoteles, os hablo en las siguientes etapas, según vayamos “llegando”…

COCHE: Aquí quizás fue donde más lío tuvimos, especialmente con el tema del seguro, ya que a pesar de todo lo que leíamos, todavía no nos quedaba completamente claro. Finalmente, lo cogimos con “ealquilerdecoches”, a través de su página web y con varios correos de por medio para hacer algún que otro cambio. En la próxima etapa os contaré en qué quedó todo.

SEGURO: Aquí también miramos con varias compañías. Ya sabemos que un seguro, siempre que no te pase nada, es estupendo; los problemas vienen cuando surge alguna cosina que tengas que echar mano de ellos. Por suerte, no tuvimos que usarlo en ningún momento. Después de muchas vueltas, lo hicimos con “Columbus Direct”.

A grandes rasgos, esto sería lo principal a la hora de organizar el viaje. A partir de aquí y de tener la ruta ya segura (después de “algún que otro” cambio), empezamos a mirar las cosas específicas en cada sitio del viaje: restaurantes que nos gustasen, espectáculos, excursiones,…. Pero eso, ya os lo cuento en cada etapa. Empezamos:

(NOTA: Resulta que la agenda donde llevaba toooodas las notas del viaje, me la dejé en el avión  Trist , así que hay algunas cosas que tenía apuntado para escribir en el diario -como los gastos, en especial- que finalmente no podré hacerlo. Lo siento mucho, chic@s. He reclamado a Iberia a ver si me la devuelven pero, cómo no, no he tenido ningún tipo de contestación por su parte  Malvado o muy loco . Espero poder acordarme de todo y escribirlo sin dejarme nada importante)